Conferencia 2

Por ella existen, por ella se sustentan, por ella se transforman, o por ella permanecen, conforme a la voluntad de Dios; y sin ella no hay poder; ¡y sin poder no podría haber creación ni existencia! (Conferencia 1:24).
Conferencia 2

Conferencia 2:1 Habiendo mostrado en nuestra conferencia anterior “la fe misma – lo que es”, procederemos a mostrar en segundo lugar el objeto sobre el cual descansa.

Lectura 2:2a Observamos aquí que Dios es el único gobernante supremo y ser independiente en quien habita toda plenitud y perfección;

Lectura 2:2b quien es omnipotente, omnipresente y omnisciente;

Lectura 2:2c sin principio de días ni fin de vida;

Lecture 2:2d y que en él habita toda buena dádiva y todo buen principio;

Lectura 2:2e y que él es el Padre de las luces.

Lecture 2:2f En él el principio de la fe mora independientemente;

Lecture 2:2gy él es el objeto en quien se centra la fe de todos los demás seres racionales y responsables para la vida y la salvación.

Lectura 2:3a Para presentar esta parte del tema en un punto de luz claro y conspicuo, es necesario retroceder y mostrar las evidencias que la humanidad ha tenido,

Lecture 2:3b y el fundamento sobre el cual estas evidencias están, o estuvieron, basadas desde la creación, para creer en la existencia de un Dios.

Lectura 2:4a No nos referimos a aquellas evidencias que se manifiestan por las obras de la creación que contemplamos diariamente con nuestros ojos naturales.

Lectura 2:4b Somos conscientes de que después de una revelación de Jesucristo, las obras de la creación en sus vastas formas y variedades, exhiben claramente su eterno poder y Deidad.

Lectura 2:4c Romanos 1:20, “Porque las cosas invisibles de él, desde la creación del mundo, se hacen claramente visibles, siendo entendidas por las cosas que son hechas, su eterno poder y Deidad.”

Lectura 2:4d Pero nos referimos a aquellas evidencias por las cuales los primeros pensamientos fueron sugeridos a las mentes de los hombres de que había un Dios que creó todas las cosas.

Lectura 2:5 Procederemos ahora a examinar la situación del hombre en su primera creación. Moisés, el historiador, nos ha dado el siguiente relato de él en el primer capítulo del Libro de Génesis, comenzando con el versículo 27 y terminando con el 31. Copiamos de la Nueva Traducción (Versión Inspirada)å:

Lectura 2:6 “Y yo, Dios, dije a mi Unigénito, que estaba conmigo desde el principio: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y fue asi

Lectura 2:7 “Y yo, Dios, dije: Que tengan dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves de los cielos, y sobre las bestias, y sobre toda la tierra, y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Lectura 2:8a “Y yo, Dios, creé al hombre a mi imagen, a imagen de mi Unigénito lo creé; varón y hembra los creé.

Lectura 2:8b “Y yo, Dios, los bendije, y les dije: Fructificad y multiplicaos, y henchid la tierra, y sojuzgadla; y señoread en los peces del mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Lectura 2:9 “Y yo, Dios, dije al hombre: He aquí, os he dado toda hierba que da semilla, que está sobre la faz de toda la tierra; y todo árbol en el cual será fruto de árbol, que dará semilla; a vosotros os será por comida.

Lectura 2:10a De nuevo, Génesis 2:18-22 (Versión inspirada)å, “Y yo, el Señor Dios, tomé al hombre, y lo puse en el jardín de Edén, para labrarlo y guardarlo.

Lectura 2:10b “Y yo, el Señor Dios, mandé al hombre, diciendo: De todo árbol del jardín podrás comer;

Lectura 2:10c “Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás;

Conferencia 2:10d “Sin embargo, puedes escoger por ti mismo, porque te es concedido; pero acordaos que os lo prohíbo;

Lectura 2:10e “Porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

Lectura 2:11a “Y yo, el Señor Dios, formé de la tierra todos los animales del campo y todas las aves de los cielos; y mandó que vinieran a Adán, para ver cómo los llamaría… Cualquier cosa que Adán llamara a cada criatura viviente, ese debería ser su nombre.

Lectura 2:11b “Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos ya todo animal del campo” (Génesis 2:25-27 Versión Inspirada)å.

Lectura 2:12a De lo anterior aprendemos la situación del hombre en su primera creación; el conocimiento con el que fue dotado, y la posición elevada y exaltada en la que fue colocado: señor o gobernador de todas las cosas en la tierra, y al mismo tiempo disfrutando de la comunión y el intercambio con su Hacedor, sin un velo que lo separe.

Lectura 2:12b A continuación procederemos a examinar el relato dado de su caída, y de su expulsión del jardín de Edén, y de la presencia del Señor.

Lectura 2:13a Moisés continúa: “Y Adán y Eva oyeron la voz del Señor Dios, mientras caminaban en el jardín, al aire del día.

Lectura 2:13b “Y Adán y su esposa fueron a esconderse de la presencia del Señor Dios, entre los árboles del jardín.

Lectura 2:13c “Y yo, el Señor Dios, llamé a Adán y le dije: ¿Adónde vas? Y él dijo: Oí tu voz en el jardín, y tuve miedo, porque vi que estaba desnudo, y me escondí.

Lectura 2:14a “Y yo, el Señor Dios, le dije a Adán: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras, si es así ciertamente morirías?

Lectura 2:14b “Y el hombre dijo: La mujer que me diste, y ordenaste que se quedara conmigo, me dio del fruto del árbol, y yo comí.

Lectura 2:15a “Y yo, el Señor Dios, dije a la mujer: ¿Qué es esto que has hecho?

Lectura 2:15b “Y la mujer dijo: La serpiente me engañó, y comí….

Lectura 2:16 “A la mujer, yo, el Señor Dios, dije: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos, y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

Lectura 2:17a “Y a Adán, yo, el Señor Dios, dije: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del fruto del árbol, del cual te mandé diciendo: No comerás de ella, maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de él todos los días de tu vida;

Conferencia 2:17b “Espinos y cardos te producirá; y comerás la hierba del campo;

Lectura 2:17c “Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, porque ciertamente morirás; porque de ella fuiste tomado; porque polvo eras, y al polvo te convertirás” (Génesis 3:13-25 Versión Inspirada)å.

Lecture 2:17d Esto fue seguido inmediatamente por el cumplimiento de lo que dijimos anteriormente: El hombre fue expulsado, o enviado fuera del Edén.

Conferencia 2:18a Se muestran dos puntos importantes de las citas anteriores. Primero, después de que el hombre fue creado, no se le dejó sin inteligencia o entendimiento, para vagar en la oscuridad, y pasar una existencia en la ignorancia y la duda sobre el punto grande e importante que efectuaba su felicidad, en cuanto al hecho real por quien era. creado, o ante quien era responsable por su conducta.

Lectura 2:18b Dios conversó con él cara a cara. En su presencia se le permitió estar de pie, y de su propia boca se le permitió recibir instrucción: escuchó su voz, caminó delante de él y contempló su gloria, mientras la inteligencia irrumpía en su entendimiento y le permitía dar nombres a el vasto conjunto de las obras de su Hacedor.

Lectura 2:19a Segundo, hemos visto que aunque el hombre transgredió, su transgresión no lo privó del conocimiento previo con el que estaba dotado, relativo a la existencia y gloria de su Creador;

Lecture 2:19b porque tan pronto como oyó su voz, trató de esconderse de su presencia.

Lectura 2:20a Habiendo mostrado entonces, en primer lugar, que Dios comenzó a conversar con el hombre inmediatamente después de que él “sopló en sus narices el aliento de vida”, y que no cesó de manifestarse a él incluso después de su caída,

Lecture 2:20b procederemos a continuación a mostrar que aunque fue expulsado del jardín de Edén, su conocimiento de la existencia de Dios no se perdió, ni Dios dejó de manifestarle su voluntad.

Conferencia 2:21 A continuación procedemos a presentar el relato de la revelación directa que recibió el hombre, después de que fue expulsado del Edén, y una copia adicional de la Nueva Traducción (Versión Inspirada)å:

Lectura 2:22a Después de que Adán fue expulsado del jardín, “comenzó a labrar la tierra, y a tener dominio sobre todas las bestias del campo, y a comer su pan con el sudor de su frente, como yo, el Señor le había mandado. . . Y Adán invocó el nombre del Señor, y también Eva, su esposa; y oyeron la voz del Señor, desde el camino hacia el huerto de Edén, hablándoles, y no le vieron; porque estaban excluidos de su presencia.

Lectura 2:22b “Y les dio mandamientos de que adoraran al Señor su Dios; y deben ofrecer las primicias de sus rebaños como ofrenda al Señor.

Lectura 2:22c “Y Adán fue obediente a los mandamientos del Señor.

Lectura 2:23 “Y después de muchos días, un ángel del Señor se le apareció a Adán y le dijo: ¿Por qué ofreces sacrificios al Señor? Y Adán le dijo: No sé, excepto que el Señor me lo mandó.

Lectura 2:24a “Entonces el ángel habló, diciendo: Esto es una semejanza del sacrificio del Unigénito del Padre, el cual es lleno de gracia y de verdad;

Lectura 2:24b “Por lo tanto, harás todo lo que haces, en el nombre del Hijo. Y te arrepentirás e invocarás a Dios en el nombre del Hijo para siempre jamás.

Lectura 2:24c Y en aquel día, el Espíritu Santo descendió sobre Adán, el cual da testimonio del Padre y del Hijo” (Génesis 4:1-9, Versión Inspirada).å

Conferencia 2:25a Esta última cita, o resumen, muestra este importante hecho de que aunque nuestros primeros padres fueron expulsados del jardín de Edén, e incluso fueron separados de la presencia de Dios por un velo, aún conservaron el conocimiento de su existencia. , y eso lo suficiente como para moverlos a invocarlo.

Lectura 2:25b Y además, que tan pronto como el plan de redención fue revelado al hombre y él comenzó a invocar a Dios, el Espíritu Santo fue dado, dando testimonio del Padre y del Hijo.

Lectura 2:26a Moisés también nos da (en la versión King James)å un relato, en el cuarto de Génesis (5:6-9, 17-25 Versión Inspirada)å de la transgresión de Caín, y la justicia de Abel, y de las revelaciones de Dios para ellos.

Lectura 2:26b Él dice: “Con el transcurso del tiempo . . . Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda al Señor.

Lectura 2:26c “Y Abel también trajo de los primogénitos de sus ovejas, y de la grosura de ellas; y el Señor tuvo respeto por Abel y su ofrenda, pero no tuvo respeto por Caín y su ofrenda.

Lectura 2:26d “Ahora bien, Satanás sabía esto, y le agradó. Y Caín se enojó mucho, y decayó su semblante.

Lectura 2:26e “Y el Señor dijo a Caín: ¿Por qué estás enojado? ¿Por qué está decaído tu semblante? Si haces bien serás aceptado, y si no haces bien, el pecado está a la puerta; y Satanás desea tenerte, y a menos que escuches mis mandamientos, te entregaré; y te será hecho según su deseo….

Lectura 2:27a “Y Caín fue al campo, y habló Caín con Abel su hermano; y . . . estando ellos en el campo, Caín se levantó contra Abel su hermano, y lo mató.

Lectura 2:27b “Y Caín se gloriaba en lo que había hecho, diciendo: Libre soy; ciertamente los rebaños de mi hermano caerán en mis manos.

Lectura 2:28a “Y el Señor dijo a Caín: ¿Dónde está Abel, tu hermano? Y él dijo: No sé, ¿soy yo el guardián de mi hermano?

Lectura 2:28b “Y el Señor dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.

Lectura 2:28c “Ahora pues, maldito serás de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.

Lectura 2:28d “Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; fugitivo y vagabundo serás en la tierra.

Lectura 2:29a “Y dijo Caín al Señor: Satanás me ha tentado por causa del rebaño de mi hermano; y también me enojé porque aceptaste su ofrenda, y no la mía.

Conferencia 2:29b “Mi castigo es mayor de lo que puedo soportar. He aquí, me has echado hoy de la presencia del Señor, y de tu presencia me esconderé; y seré un fugitivo y un vagabundo en la tierra; y acontecerá que el que me hallare, me matará a causa de mis iniquidades, porque estas cosas no están escondidas del Señor.

Lectura 2:29c “Y yo, el Señor, le dije: Cualquiera que te mate, será castigado siete veces; y yo, el Señor, puse una señal en Caín, para que nadie que lo encontrara lo matara”.

Lectura 2:30a El objeto de las citas anteriores es mostrar a esta clase la forma en que la humanidad se familiarizó por primera vez con la existencia de un Dios;

Lectura 2:30b que fue por una manifestación de Dios al hombre, y que Dios continuó, después de la transgresión del hombre, manifestándose a sí mismo a él ya su posteridad;

Lectura 2:30c y a pesar de que estaban separados de su presencia inmediata que no podían ver su rostro, continuaron escuchando su voz.

Lectura 2:31a Adán, conociendo así a Dios, comunicó el conocimiento que tenía a su posteridad; y fue a través de este medio que se sugirió por primera vez a sus mentes el pensamiento de que había un Dios;

Lecture 2:31b que sentó las bases para el ejercicio de su fe, a través del cual pudieron obtener un conocimiento de su carácter y también de su gloria.

Lectura 2:32a No solo se le hizo una manifestación a Adán de la existencia de un Dios, sino que Moisés nos informa, como se citó antes, que Dios condescendió a hablar con Caín después de su gran transgresión al matar a su hermano, y que Caín sabía que era el Señor que estaba hablando con él;

Lecture 2:32b de modo que cuando fue expulsado de la presencia de sus hermanos, llevó consigo el conocimiento de la existencia de un Dios.

Conferencia 2:32c Y a través de este medio, sin duda, su posteridad se enteró del hecho de que tal ser existió.

Lectura 2:33a De esto podemos ver que toda la familia humana en la edad temprana de su existencia, en todas sus diferentes ramas, tenía este conocimiento diseminado entre ellos;

Lectura 2:33b para que la existencia de Dios se convirtiera en un objeto de fe en la edad temprana del mundo.

Lectura 2:33c Y las evidencias que estos hombres tenían de la existencia de un Dios, fue el testimonio de sus padres en primera instancia.

Lectura 2:34a La razón por la que hemos sido tan particulares en esta parte de nuestro tema es que esta clase puede ver por qué medios Dios se convirtió en un objeto de fe entre los hombres después de la caída,

Lecture 2:34b y qué fue lo que despertó la fe de las multitudes para sentirlo, para buscar el conocimiento de su carácter, perfecciones y atributos, hasta que llegaron a conocerlo ampliamente;

Lectura 2:34c y no sólo tener comunión con él, y contemplar su gloria, sino ser partícipes de su poder, y estar en su presencia.

Lectura 2:35a Que esta clase señale particularmente que el testimonio que estos hombres tenían de la existencia de un Dios, era el testimonio del hombre.

Conferencia 2:35b Porque antes del tiempo en que cualquiera de la posteridad de Adán había obtenido una manifestación de Dios para ellos mismos, Adán, su padre común, les había testificado de la existencia de Dios, y de su eterno poder y Deidad.

Lectura 2:36a Por ejemplo, Abel, antes de recibir la seguridad del cielo de que sus ofrendas eran aceptables ante Dios, había recibido la importante información de su padre de que tal ser existía, que había creado y sustentaba todas las cosas.

Lectura 2:36b Tampoco puede existir duda en la mente de ninguna persona, de que Adán fue el primero que comunicó el conocimiento de la existencia de un Dios a su posteridad;

Lecture 2:36c y que toda la fe del mundo, desde ese tiempo hasta el presente, depende en cierto grado del conocimiento que primero les comunicó su progenitor común.

Conferencia 2:36d Y se ha transmitido hasta el día y la generación en que vivimos, como mostraremos de la faz de los registros sagrados.

Lectura 2:37a Primero, Adán tenía 130 años cuando nació Set (Gén. 5:3).

Lectura 2:37b Y los días de Adán, después que engendró a Set, fueron 800 años, de modo que tenía 930 años cuando murió (Gén. 5:4-5).

Lectura 2:37c Set tenía 105 años cuando nació Enós (5:6).

Lectura 2:37d Enós tenía 90 años cuando nació Cainán (5:9).

Lectura 2:37e Cainán tenía 70 años cuando nació Mahalaleel (5:12).

Lectura 2:37f Mahalaleel tenía 65 años cuando nació Jared (5:15).

Conferencia 2:37g Jared tenía 162 años cuando nació Enoc (5:18).

Lectura 2:37h Enoc tenía 65 años cuando nació Matusalén (5:21).

Lectura 2:37i Matusalén tenía 187 años cuando nació Lamec (5:25).

Lectura 2:37j Lamec tenía 182 años cuando nació Noé (5:28).

Lectura 2:38 De este relato parece que Lamec, el noveno desde Adán, y el padre de Noé, tenía 56 años cuando Adán murió; Matusalén, 243; Enoc, 308; Jared, 470; Mahalaleel, 535; Cainán, 605; Enós, 695; y Set, 800.

Lectura 2:39 De modo que Lamec (el padre de Noé), Matusalén, Enoc, Jared, Mahalaleel, Cainán, Enós, Set y Adán, todos vivieron al mismo tiempo, y más allá de toda controversia, todos eran predicadores de justicia.

Lectura 2:40a Moisés nos informa además que Set vivió después de engendrar a Enós 807 años, haciéndolo 912 años cuando murió (Gén. 5:7-8).

Lectura 2:40b Y Enós vivió después de engendrar a Cainán 815 años, haciéndole 905 años cuando murió (5:10-11).

Lectura 2:40c Y vivió Cainán después que engendró a Mahalaleel 840 años, haciéndole 910 años a su muerte (5:13-14).

Lectura 2:40d Y Mahalaleel vivió después de engendrar a Jared 830 años, haciéndole 895 años cuando murió (5: 16-17).

Lectura 2:40e Y Jared vivió después de engendrar a Enoc 800 años, haciéndolo 962 años a su muerte (5:19-20).

Conferencia 2:40f Y caminó Enoc con Dios después que engendró a Matusalén 300 años, haciéndole 365** años cuando fue trasladado (5:22-23).
** Nota: Esto es según la versión King James. La Versión Inspirada (Génesis 7:78) y Doctrina y Convenios (104:24) dan la edad de Enoc en 430 años.

Lectura 2:40g Y Matusalén vivió después de engendrar a Lamec 782 años, haciéndolo 969 años cuando murió (5:26-27).

Lectura 2:40h Lamec vivió después de engendrar a Noé 595 años, haciéndolo 777 años cuando murió (5:30-31).

Lectura 2:41 Conforme a este relato, Adán murió en el año 930 del mundo; Enoc fue trasladado en el 987; Seth murió en el 1042; Enos en el 1140; Cainán en el 1235; Mahalaleel en el 1290; Jared en el 1422; Lamec en el 1651; y Matusalén en el 1656, siendo el mismo año en que vino el diluvio.

Lectura 2:42 Así que Noé tenía 84 años cuando murió Enós, 176 cuando murió Cainán, 234 cuando murió Mahalaleel, 366 cuando murió Jared, 595 cuando murió Lamec y 600 cuando murió Matusalén.

Conferencia 2:43a Podemos ver de esto que Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Matusalén, Lamec y Noé vivieron todos en la tierra al mismo tiempo;

Lectura 2:43b y que Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared Matusalén y Lamec, conocían tanto a Adán como a Noé.

Lectura 2:44a De lo anterior se puede ver fácilmente, no sólo cómo vino al mundo el conocimiento de Dios, sino sobre qué principio fue preservado;

Lecture 2:44b que desde el momento en que se comunicó por primera vez, se retuvo en la mente de los hombres justos, quienes enseñaron no solo a su propia posteridad, sino al mundo;

Lecture 2:44c para que no haya necesidad de una nueva revelación al hombre después de la creación de Adán a Noé, para darle la primera idea o noción de la existencia de un Dios;

Lectura 2:44d y no sólo de un Dios, sino del Dios vivo y verdadero.

Lectura 2:45a Habiendo rastreado la cronología del mundo desde Adán hasta Noé, ahora la rastrearemos desde Noé hasta Abraham.

Conferencia 2:45b Noé tenía 502 años cuando nació Sem –

Lectura 2:45c 98 años después vino el diluvio, siendo el año 600 de la edad de Noé.

Lectura 2:45d Y Moisés nos informa que Noé vivió después del diluvio 350 años; haciéndole 950 años cuando murió (Gén. 9:28-29).

Lectura 2:46a Sem tenía 100 años cuando nació Arfaxad (Gén. 11:10).

Lectura 2:46b Arfaxad tenía 35 años cuando nació Salah (11:12).

Lectura 2:46c Salah tenía 30 años cuando nació Eber (11:14).

Lectura 2:46d Eber tenía 34 años cuando nació Peleg, en cuyos días fue dividida la tierra (11:16).

Lectura 2:46e Peleg tenía 30 años cuando nació Reu (11:18).

Lectura 2:46f Reu tenía 32 años cuando nació Serug (11:20).

Lectura 2:46g Serug tenía 30 años cuando nació Nacor (11:22).

Lectura 2:46h Nacor tenía 29 años cuando nació Taré (11:24).

Lectura 2:46i Taré tenía 70 años cuando nacieron Harán y Abraham (11:26).

Lectura 2:47a Hay alguna dificultad en el relato dado por Moisés, del nacimiento de Abraham. Algunos han supuesto que Abraham no nació hasta que Taré cumplió 130 años.

Conferencia 2:47b Esta conclusión se extrae de una variedad de escrituras, que no es nuestro propósito citar en este momento. Tampoco es un asunto de ninguna importancia para nosotros si Abraham nació cuando Taré tenía 70 años o 130.

Lectura 2:47c Pero para que no exista duda en ninguna mente, en relación con el objeto que se encuentra inmediatamente ante nosotros al presentar la presente cronología, fecharemos el nacimiento de Abraham en el período más tardío, es decir, cuando Taré fue 130 años

Lectura 2:47d De este relato se desprende que desde el diluvio hasta el nacimiento de Abraham transcurrieron 352 años.

Lectura 2:48a Moisés nos informa que Sem vivió después de engendrar a Arfaxad 500 años (Gén. 11:11). Esto sumado a 100 años, que era su edad cuando nació Arphaxad, lo convierte en 600 años cuando murió.

Lectura 2:48b Arfaxad vivió después de engendrar a Salah 403 años (11:13). Esto sumado a 35 años, que era su edad cuando nació Salah, lo convierte en 438 años cuando murió.

Lectura 2:48c Salah vivió después de engendrar a Eber 403 años (11:15). Esto sumado a 30 años, que era su edad cuando nació Eber, hace que tuviera 433 años cuando murió.

Lectura 2:48d Eber vivió después de engendrar a Peleg 430 años (11:17). Esto sumado a 34 años, que era su edad cuando nació Peleg, hace que tenga 464 años.

Lectura 2:48e Peleg vivió después de engendrar a Reu 209 años (11:19). Esto sumado a los 30 años que tenía cuando nació Reu, hace que tuviera 239 años cuando murió.

Lectura 2:48f Reu vivió después de engendrar a Serug 207 años (Génesis 11:21). Esto sumado a 32 años, que era su edad cuando nació Serug, lo convierte en 239 años cuando murió.

Conferencia 2:48g Vivió Serug después de engendrar a Nacor 200 años (Gén. 11:23). Esto sumado a 30 años, que era su edad cuando nació Nahor, hace que él tuviera 230 años cuando murió.

Lectura 2:48h Nacor vivió después de engendrar a Taré 119 años (Gén. 11:25). Esto sumado a 29 años, que era su edad cuando nació Taré, hace que tuviera 148 años cuando murió.

Lectura 2:48i Taré tenía 130 años cuando nació Abraham, y se supone que vivió 75 años después de su nacimiento, por lo que tenía 205 años cuando murió.

Conferencia 2:49a De acuerdo con este último relato, Peleg murió en el año 1996 del mundo, Nacor en el 1997 y Noé en el 2006.

Lectura 2:49b De modo que Peleg, en cuyos días se dividió la tierra, y Nacor, el abuelo de Abraham, murieron ambos antes que Noé; el primero tenía 239 años y el segundo 148.

Lectura 2:49c ¿Y quién no puede dejar de ver que debe haber tenido una relación larga e íntima con Noé?

Conferencia 2:50 Reu murió en el año 2026 del mundo, Serug en el 2049, Taré en el 2083, Arfaxad en el 2096, Salah en el 2126, Sem en el 2158, Abraham en el 2183 y Eber en el 2187, que fue cuatro años después de la muerte de Abraham. Y Eber fue el cuarto desde Noé.

Lectura 2:51 Nahor, (hermano de Abraham) tenía 58 años cuando murió Noé, Taré 128, Serug 187, Reu 219, Eber 283, Salah 313, Arfaxad 344 y Sem 448.

Lectura 2:52a Parece de este relato que Nacor (hermano de Abraham), Taré, Nacor, Serug, Reu, Peleg, Eber, Sala, Arfaxad, Sem y Noé, todos vivieron en la tierra al mismo tiempo.

Lectura 2:52b Y que Abraham tenía 18 años cuando murió Reu, 41 cuando murió Serug y su hermano Nacor, 75 cuando murió Taré, 88 cuando murió Arfaxad, 118 cuando murió Salah, 150 cuando murió Sem; y que Eber vivió cuatro años después de la muerte de Abraham.

Lecture 2:52c y que Shem, Arphaxad, Salah, Eber, Reu, Serug, Taré y Nahor (el hermano de Abraham), y Abraham vivieron al mismo tiempo.

Lectura 2:52d Y que Nacor (hermano de Abraham), Taré, Serug, Reu, Eber, Salah, Arfaxad y Sem, todos conocían tanto a Noé como a Abraham.

Lectura 2:53a Ahora hemos rastreado la cronología del mundo, de acuerdo con el relato dado en nuestra Biblia actual, desde Adán hasta Abraham,

Lecture 2:53b y han determinado claramente más allá del poder de la controversia, que no hubo dificultad en preservar el conocimiento de Dios en el mundo desde la creación de Adán, y la manifestación hecha a sus descendientes inmediatos, como se establece en la parte anterior de esta conferencia;

Lectura 2:53c para que los estudiantes de esta clase no tengan ninguna duda sobre este tema;

Lecture 2:53d porque pueden ver fácilmente que es imposible que sea de otra manera, pero que el conocimiento de la existencia de un Dios debe haber continuado de padre a hijo, al menos como una cuestión de tradición.

Lectura 2:53e Porque no podemos suponer que un conocimiento de este importante hecho pudiera haber existido en la mente de cualquiera de los individuos antes mencionados, sin haberlo dado a conocer a su posteridad.

Lectura 2:54a Ahora hemos mostrado cómo fue que el primer pensamiento existió alguna vez en la mente de cualquier individuo, que había un ser como un Dios que había creado y sustentado todas las cosas;

Lecture 2:54b que fue a causa de la manifestación que primero hizo a nuestro padre Adán, cuando estuvo en su presencia y conversó con él cara a cara en el momento de su creación.

Conferencia 2:55a Observemos aquí que después de que cualquier parte de la familia humana se familiarice con el hecho importante de que hay un Dios que ha creado y sustenta todas las cosas,

Lectura 2:55b la extensión de su conocimiento con respecto a su carácter y gloria, dependerá de su diligencia y fidelidad en buscarlo,

Lectura 2:55c hasta que, como Enoc, el hermano de Jared, y Moisés, obtengan fe en Dios, y poder con él para contemplarlo cara a cara.

Lectura 2:56a Ahora hemos expuesto claramente cómo es y cómo fue que Dios se convirtió en un objeto de fe para los seres racionales;

Lecture 2:56b y también sobre qué fundamento se basó el testimonio, que motivó la indagación y la búsqueda diligente de los santos antiguos para buscar y obtener un conocimiento de la gloria de Dios.

Lectura 2:56c Y hemos visto que fue el testimonio humano, y sólo el testimonio humano, lo que motivó esta indagación en primera instancia en sus mentes.

Lectura 2:56d Era la fe que daban al testimonio de sus padres, habiendo despertado este testimonio sus mentes para indagar en el conocimiento de Dios.

Lecture 2:56e La investigación con frecuencia terminaba, de hecho, siempre terminaba cuando se proseguía correctamente, en los descubrimientos más gloriosos y en la certeza eterna.

Clase 2 Preguntas

1. ¿Existe un ser que tenga fe en sí mismo de forma independiente?

Hay.

2. ¿Quién es?

es Dios

3. ¿Cómo prueba que Dios tiene fe en sí mismo de forma independiente?

un. Porque es omnipotente, omnipresente y omnisciente; sin principio de días ni fin de vida, y en él habita toda plenitud.

B. Ef. 1:23, “que es su cuerpo, la plenitud de aquel que todo lo llena en todo”.

C. Col. 1:19, “Porque agradó al Padre que en él habitase toda plenitud” (Lectura 2:2).

4. ¿Es él el objeto en el que se centra la fe de todos los demás seres racionales y responsables, para la vida y la salvación?

Él es.

5. ¿Cómo lo prueba?

Es un. 45:22, “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra; porque yo soy Dios, y no hay otro.”

B. ROM. 11:34-36, “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero?

C. “¿O quién le dio primero, y le será devuelto?

D. “Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas: a él sea la gloria por los siglos. Amén."

mi. Es un. 40:9-17, “Oh Sión, que traes buenas nuevas o, oh tú que anuncias buenas nuevas a Sión, sube al monte alto; Oh Jerusalén, que traes buenas nuevas o, oh tú, que anuncias buenas nuevas a Jerusalén, levanta tu voz con fuerza; levántalo, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡He aquí vuestro Dios!

F. “He aquí que el Señor tu Dios vendrá con mano fuerte o contra el fuerte y su brazo se enseñoreará de él: he aquí que su galardón está con él, y su obra delante de él o, recompensa por su obra.

gramo. “Como pastor apacentará su rebaño; con su brazo juntará los corderos, y en su seno los llevará, y pastoreará con cuidado a las que están encintas.

H. “¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano, y midió los cielos con su palmo, y tomó con medida el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza, y los collados con balanza?

I. “¿Quién dirigió el Espíritu del Señor, o siendo su consejero, le enseñó?

j. “¿Con quién tomó consejo, y quién lo instruyó, y le enseñó en el camino del juicio, y le enseñó el conocimiento, y le mostró el camino del entendimiento?

k. “He aquí, las naciones son como la gota de un balde, y son contadas como el polvo pequeño de la balanza: he aquí, él toma las islas como cosa muy pequeña.

yo “Y el Líbano no es suficiente para quemar, ni sus animales suficientes para una ofrenda quemada.

metro. “Todas las naciones delante de él son como nada; y le son contados por menos que nada y vanidad.”

norte. Jer. 51:15-16, “Él, el Señor, hizo la tierra con su poder, afirmó el mundo con su sabiduría, y extendió los cielos con su inteligencia. Cuando da su voz, hay multitud de aguas en los cielos; y hace subir las nubes de los confines de la tierra; hace los relámpagos con la lluvia, y saca el viento de sus tesoros.”

o 1 Cor. 8:6, “Pero para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas, y nosotros en él; y un Señor Jesucristo, por quien son todas las cosas, y nosotros por él” (Lectura 2:2).

6. ¿Cómo llegaron los hombres por primera vez al conocimiento de la existencia de un Dios, para ejercer fe en él?

un. Para responder a esta pregunta, será necesario volver atrás y examinar al hombre en su creación; las circunstancias en las que se encontraba y el conocimiento que tenía de Dios (Lectura 2:3-11).

B. Primero, cuando el hombre fue creado, estuvo en la presencia de Dios (Gén. 1:27-28). De esto aprendemos que el hombre, en su creación, estuvo en la presencia de su Dios, y tuvo el más perfecto conocimiento de su existencia.

C. Segundo, Dios conversó con él después de su transgresión (Gén. 3:8-22; Lectura 2:13-17).

D. De esto aprendemos que, aunque el hombre transgredió, no fue privado del conocimiento previo que tenía de la existencia de Dios (Lectura 2:19).

mi. Tercero, Dios conversó con el hombre después de que lo echó del jardín (Lectura 2:22-25).

F. Cuarto, Dios también conversó con Caín después de haber matado a Abel (Gén. 4:4-16; Lectura 2:26-29).

7. ¿Cuál es el objeto de la cita anterior?

Es que se puede ver claramente cómo fue que los primeros pensamientos fueron sugeridos a las mentes de los hombres acerca de la existencia de Dios, y cuán extensamente este conocimiento fue difundido entre los descendientes inmediatos de Adán (Lectura 2:30-33).

8. ¿Qué testimonio tenían los descendientes inmediatos de Adán en prueba de la existencia de un Dios?

El testimonio de su padre. Y después de que se familiarizaron con su existencia, por el testimonio de su padre, dependieron del ejercicio de su propia fe para conocer su carácter, perfecciones y atributos (Lectura 2:23-26).

9. ¿Tenían otros de la familia humana, además de Adán, conocimiento de la existencia de Dios, en primera instancia, por algún otro medio que el testimonio humano?

No lo habían hecho. Porque antes del tiempo en que podían tener poder para obtener una manifestación por sí mismos, el hecho más importante les había sido comunicado por su padre común; y así de padre a hijo se comunicaba el conocimiento tan extensamente como se conocía el conocimiento de su existencia; porque fue por este medio, en primera instancia, que los hombres tuvieron conocimiento de su existencia (Lectura 2:35-36).

10. ¿Cómo sabes que el conocimiento de la existencia de Dios fue comunicado de esta manera a lo largo de las diferentes épocas del mundo?

Por la cronología obtenida a través de las revelaciones de Dios.

11. ¿Cómo dividiría esa cronología para transmitirla claramente al entendimiento?

En dos partes: Primero, abarcando ese período del mundo desde Adán hasta Noé; y segundo, desde Noé hasta Abraham; desde cuyo período el conocimiento de la existencia de Dios ha sido tan general que no es un tema de discusión de qué manera la idea de su existencia ha sido retenida en el mundo.

12. ¿Cuántos hombres justos destacados vivieron desde Adán hasta Noé?

Nueve, que incluye a Abel, quien fue asesinado por su hermano.

13. ¿Cuáles son sus nombres?

Abel, Set, Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Enoc, Matusalén y Lamec.

14. ¿Qué edad tenía Adán cuando nació Set?

Ciento treinta años (Gén. 5:3).

15. ¿Cuántos años vivió Adán después del nacimiento de Set?

Ochocientos (Gén. 5:4).

16. ¿Qué edad tenía Adán cuando murió?

Novecientos treinta años (Gén. 5:5).

17. ¿Qué edad tenía Seth cuando nació Enós?

Ciento cinco años (Gén. 5:6).

18. ¿Qué edad tenía Enós cuando nació Cainán?

Noventa años (Gén. 5:9).

19. ¿Qué edad tenía Cainán cuando nació Mahalaleel?

Setenta años (Gén. 5:12).

20. ¿Qué edad tenía Mahalaleel cuando nació Jared?

Sesenta y cinco años (Gén. 5: 15).

21. ¿Qué edad tenía Jared cuando nació Enoc?

Ciento sesenta y dos años (Gén. 5:18).

22. ¿Qué edad tenía Enoc cuando nació Matusalén?

Sesenta y cinco (Gén. 5:21).

23. ¿Qué edad tenía Matusalén cuando nació Lamec?

Ciento ochenta y siete años (Gén. 5:25).

24. ¿Qué edad tenía Lamec cuando nació Noé?

Ciento ochenta y dos años (Gén. 5:28; para esta cronología ver Lecture 2:37).

25. ¿Cuántos años, según este relato, transcurrieron desde Adán hasta Noé?

Mil cincuenta y seis años.

26. ¿Qué edad tenía Lamec cuando murió Adán?

Lamec, el noveno desde Adán, (incluyendo a Abel) y padre de Noé, tenía cincuenta y seis años cuando murió Adán.

27. ¿Qué edad tenía Matusalén?

Doscientos cuarenta y tres años.

28. ¿Qué edad tenía Enoc?

Trescientos ocho años.

29. ¿Qué edad tenía Jared?

Cuatrocientos setenta años.

30. ¿Qué edad tenía Mahalaleel?

Quinientos treinta y cinco.

31. ¿Qué edad tenía Cainán?

Seiscientos cinco años.

32. ¿Qué edad tenía Enós?

Seiscientos noventa y cinco años.

33. ¿Qué edad tenía Set?

Ochocientos. (Para este punto del relato, véase Lectura 2:38).

34. ¿Cuántos de estos hombres célebres fueron contemporáneos** de Adán?

Nueve.

(** Nota: Contemporáneo es una forma arcaica de contemporáneo).

35. ¿Cuáles son sus nombres?

Abel, Set, Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Enoc, Matusalén y Lamec (Lectura 2:39).

36. ¿Cuánto tiempo vivió Set después del nacimiento de Enós?

Ochocientos siete años (Gén. 5:7).

37. ¿Cuál era la edad de Seth cuando murió?

Novecientos doce años (Gén. 5:8).

38. ¿Cuánto tiempo vivió Enós después del nacimiento de Cainán?

Ochocientos quince años (Gén. 5:10).

39. ¿Qué edad tenía Enós cuando murió?

Novecientos cinco años (Gén. 5:11).

40. ¿Cuánto tiempo vivió Cainán después del nacimiento de Mahalaleel?

Ochocientos cuarenta años (Gén. 5:13).

41. ¿Cuál era la edad de Cainán cuando murió?

Novecientos diez años (Gén. 5:14).

42. ¿Cuánto tiempo vivió Mahalaleel después del nacimiento de Jared?

Ochocientos treinta años (Gén. 5:16).

43. ¿Cuál era la edad de Mahalaleel cuando murió?

Ochocientos noventa y cinco años (Gén. 5: 17).

44. ¿Cuánto tiempo vivió Jared después del nacimiento de Enoc?

Ochocientos años (Gn 5,19).

45. ¿Cuál era la edad de Jared cuando murió?

Novecientos sesenta y dos años (Gén. 5:20).

46. ¿Cuánto tiempo caminó Enoc con Dios después del nacimiento de Matusalén?

Trescientos años (Gén. 5:22).

47. ¿Qué edad tenía Enoc cuando fue trasladado?

Trescientos sesenta y cinco años (Gén. 5:23).

48. ¿Cuánto tiempo vivió Matusalén después del nacimiento de Lamec?

Setecientos ochenta y dos años (Gén. 5:26).

49. ¿Cuál era la edad de Matusalén cuando murió?

Novecientos sesenta y nueve años (Gén. 5:27).

50. ¿Cuánto tiempo vivió Lamec después del nacimiento de Noé?

Quinientos noventa y cinco años (Gén. 5:30).

51. ¿Cuál era la edad de Lamec cuando murió?

Setecientos setenta y siete años (Gén. 5:31; Para el relato del último punto, véase Lectura 2:40).

52. ¿En qué año del mundo murió Adán?

En el novecientos treinta.

53. ¿En qué año fue trasladado Enoc?

En el novecientos ochenta y siete.

54. ¿En qué año murió Seth?

En el mil cuarenta y dos.

55. ¿En qué año murió Enós?

En el mil ciento cuarenta.

56. ¿En qué año murió Cainán?

En el mil doscientos treinta y cinco.

57. ¿En qué año murió Mahalaleel?

En el mil doscientos noventa.

58. ¿En qué año murió Jared?

En el mil cuatrocientos veintidós.

59. ¿En qué año murió Lamec?

En el mil seiscientos cincuenta y uno.

60. ¿En qué año murió Matusalén?

En el mil seiscientos cincuenta y seis. (Para este relato ver Lectura 2:41.)

61. ¿Qué edad tenía Noé cuando murió Enós?

Ochenta y cuatro años.

62. ¿Qué edad tenía cuando murió Cainán?

Ciento setenta y nueve años.

63. ¿Qué edad tenía cuando murió Mahalaleel?

Doscientos treinta y cuatro años.

64. ¿Qué edad tenía cuando Jared murió?

Trescientos sesenta y seis años.

65. ¿Qué edad tenía cuando murió Lamec?

Quinientos noventa y cinco años.

66. ¿Qué edad tenía cuando murió Matusalén?

Seiscientos años (Ver Lectura 2:42 para el último ítem).

67. ¿Cuántos de esos hombres vivieron en los días de Noé?

Seis.

68. ¿Cuáles son sus nombres?

Set, Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Matusalén y Lamec (Lectura 2:43).

69. ¿Cuántos de esos hombres fueron contemporáneos de Adán y Noé?

Seis.

70. ¿Cuáles son sus nombres?

Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Matusalén y Lamec (Lectura 2:43).

71. Según el relato anterior, ¿cómo se sugirió por primera vez a la mente de los hombres el conocimiento de la existencia de Dios?

Por manifestación hecha a nuestro padre Adán, cuando estaba en la presencia de Dios, tanto antes como mientras estaba en el Edén (Lectura 2:44).

72. ¿Cómo se difundió el conocimiento de la existencia de Dios entre los habitantes del mundo?

Por tradición de padre a hijo (Lectura 2:44).

73. ¿Qué edad tenía Noé cuando nació Sem?

Quinientos dos años (Gén. 5:32**; 11:10).

(** Nota: Noé tenía 492 años cuando nació Sem, según la Versión Inspirada, Génesis 7:85).

74. ¿Cuál fue el término de años desde el nacimiento de Sem hasta el diluvio?

Noventa y ocho.

75. ¿Cuál fue el término de años que vivió Noé después del diluvio?

Trescientos cincuenta (Gén. 9:28).

76. ¿Cuál era la edad de Noé cuando murió?

Novecientos cincuenta años (Gén. 9:29; Lectura 2:45).

77. ¿Qué edad tenía Sem cuando nació Arfaxad?

Cien años (Gén. 11:10).

78. ¿Cuál era la edad de Arphaxad cuando nació Salah?

Treinta y cinco años (Gén. 11:12).

79. ¿Cuál era la edad de Salah cuando nació Eber?

Treinta (Gén. 11:14).

80. ¿Cuál era la edad de Eber cuando nació Peleg?

Treinta y cuatro años (Gén. 11:16).

81. ¿Cuál era la edad de Peleg cuando nació Reu?

Treinta años (Gén. 11:18).

82. ¿Qué edad tenía Reu cuando nació Serug?

Treinta y dos años (Gén. 11:20).

83. ¿Qué edad tenía Serug cuando nació Nacor?

Treinta años (Gén. 11:22).

84. ¿Cuál era la edad de Nacor cuando nació Taré?

Veintinueve (Gén. 11:24).

85. ¿Qué edad tenía Taré cuando nació Nacor, el hermano del padre de Abraham?

Setenta años (Gén. 11:26).

86. ¿Cuál era la edad de Taré cuando nació Abraham?

Unos suponen ciento treinta años, y otros setenta (Gn. 12:4; 11:26; Lecture 2:46-47).

87. ¿Cuál fue el número de años desde el diluvio hasta el nacimiento de Abraham?

Suponiendo que Abraham hubiera nacido cuando Taré tenía ciento treinta años, eran trescientos cincuenta y dos años; pero si nació cuando Taré tenía setenta años, fueron doscientos noventa y dos años (Lectura 2:47).

88. ¿Cuánto tiempo vivió Sem después del nacimiento de Arfaxad?

Quinientos años (Gén. 11:11).

89. ¿Cuál era la edad de Sem cuando murió?

Seiscientos años (Gén. 11:11).

90. ¿Cuántos años vivió Arphaxad después del nacimiento de Salah?

Cuatrocientos tres años (Gén. 11:13).

91. ¿Cuál era la edad de Arphaxad cuando murió?

Cuatrocientos treinta y ocho años.

92. ¿Cuántos años vivió Salah después del nacimiento de Eber?

Cuatrocientos tres años (Gén. 11:15).

93. ¿Cuál era la edad de Salah cuando murió?

Cuatrocientos treinta y tres años.

94. ¿Cuántos años vivió Eber después del nacimiento de Peleg?

Cuatrocientos treinta años (Gén. 11:17).

95. ¿Cuál era la edad de Eber cuando murió?

Cuatrocientos sesenta y cuatro años.

96. ¿Cuántos años vivió Peleg después del nacimiento de Reu?

Doscientos nueve años (Gén. 11:19).

97. ¿Cuál era la edad de Peleg cuando murió?

Doscientos treinta y nueve años.

98. ¿Cuántos años vivió Reu después del nacimiento de Serug?

Doscientos siete años (Gén. 11:21).

99. ¿Qué edad tenía Reu cuando murió?

Doscientos treinta y nueve años.

100. ¿Cuántos años vivió Serug después del nacimiento de Nacor?

Doscientos años (Gén. 11:23).

101. ¿Cuál era la edad de Serug cuando murió?

Doscientos treinta años.

102. ¿Cuántos años vivió Nacor después del nacimiento de Taré?

Ciento diecinueve años (Gén. 11:25).

103. ¿Cuál era la edad de Nahor cuando murió?

Ciento cuarenta y ocho años.

104. ¿Cuántos años vivió Taré después del nacimiento de Abraham?

Suponiendo que Taré tenía ciento treinta años cuando nació Abraham, vivió setenta y cinco años; pero si Abraham nació cuando Taré tenía setenta años, vivió ciento treinta y cinco.

105. ¿Cuál era la edad de Taré cuando murió?

Doscientos cinco años (Gén. 11:32; para este relato desde el nacimiento de Arfaxad hasta la muerte de Taré, véase Lectura 2:48).

106. ¿En qué año del mundo murió Peleg?

De acuerdo con la cronología anterior, murió en el año mil novecientos noventa y seis del mundo.

107. ¿En qué año del mundo murió Nacor?

En el mil novecientos noventa y siete.

108. ¿En qué año del mundo murió Noé?

En el dos mil sexto.

109. ¿En qué año del mundo murió Reu?

En el dos mil veintiséis.

110. ¿En qué año del mundo murió Serug?

En el dos mil cuarenta y nueve.

111. ¿En qué año del mundo murió Taré?

En el dos mil ochenta y tres.

112. ¿En qué año del mundo murió Arphaxad?

En el dos mil noventa y seis.

113. ¿En qué año del mundo murió Salah?

En el veintiuno ciento veintiséis.

114. ¿En qué año del mundo murió Abraham?

En el veintiuno ciento ochenta y tres.

115. ¿En qué año del mundo murió Eber?

En el veintiuno ciento ochenta y siete. (Para este relato del año del mundo en que esos hombres murieron, véase Lecture 2:49-50).

116. ¿Qué edad tenía Nacor (el hermano de Abraham) cuando murió Noé?

Cincuenta y ocho años.

117. ¿Qué edad tenía Taré?

Ciento veintiocho.

118. ¿Qué edad tenía Serug?

Ciento ochenta y siete.

119. ¿Qué edad tenía Reu?

Doscientos diecinueve.

120. ¿Qué edad tenía Eber?

Doscientos ochenta y tres.

121. ¿Qué edad tenía Salah?

Trescientos trece.

122. ¿Qué edad tenía Arfaxad?

Trescientos cuarenta y ocho.

123. ¿Qué edad tenía Sem?

Cuatrocientos cuarenta y ocho. (Para el último relato ver Conferencia 2:51.)

124. ¿Qué edad tenía Abraham cuando murió Reu?

Dieciocho años, si nació cuando Taré tenía ciento treinta años.

125. ¿Qué edad tenía cuando Serug y Najor (el hermano de Abraham) murieron?

Cuarenta y un años.

126. ¿Qué edad tenía cuando Taré murió?

Setenta y cinco años.

127. ¿Qué edad tenía cuando murió Arfaxad?

Ochenta y ocho.

128. ¿Cuál era su edad cuando Salah murió?

Ciento dieciocho años.

129. ¿Cuál era su edad cuando murió Sem?

Ciento cincuenta años. (Para esto ver Lectura 2:52.)

130. ¿Cuántos personajes notables vivieron desde Noé hasta Abraham?

Diez.

131. ¿Cuáles son sus nombres?

Sem, Arfaxad, Salah, Eber, Peleg, Reu, Serug, Nahor, Taré y Nahor (hermano de Abraham) (Lectura 2:52).

132. ¿Cuántos de estos fueron contemporáneos de Noé?

El conjunto.

133. ¿Cuántos con Abraham?

Ocho.

134. ¿Cuáles son sus nombres?

Nacor (hermano de Abraham), Taré, Serug, Reu, Eber, Sala, Arfaxad y Sem (Lectura 2:52).

135. ¿Cuántos fueron contemporáneos tanto de Noé como de Abraham?

Ocho.

136. ¿Cuáles son sus nombres?

Sem, Arfaxad, Salah, Eber, Reu, Serug, Taré y Nacor, (hermano de Abraham) (Lectura 2:52).

137. ¿Alguno de estos hombres murió antes que Noé?

Lo hicieron.

138. ¿Quiénes eran?

Peleg, en cuyos días se dividió la tierra, y Nacor, el abuelo de Abraham (Lectura 2:49).

139. ¿Alguno de ellos vivió más que Abraham?

Había uno (Lectura 2:50).

140. ¿Quién era él?

Eber, el cuarto desde Noé (Lectura 2:50).

141. ¿En qué días se dividió la tierra?

En los días de Peleg.

142. ¿Dónde tenemos el relato dado de que la tierra fue dividida en los días de Peleg?

Génesis 10:25.

143. ¿Puedes repetir la oración?

“A Heber le nacieron dos hijos: el nombre de uno fue Peleg; porque en sus días fue dividida la tierra.”

144. ¿Qué testimonio tienen los hombres, en primera instancia, de que hay un Dios?

Testimonio humano, y sólo testimonio humano (Lectura 2:56).

145. ¿Qué incitó a los santos antiguos a buscar diligentemente el conocimiento de la gloria de Dios, sus perfecciones y atributos?

La credibilidad que dieron al testimonio de sus padres (Lectura 2:56).

146. ¿Cómo obtienen los hombres un conocimiento de la gloria de Dios, de sus perfecciones y atributos?

Dedicándose a su servicio, a través de la oración y la súplica incesantemente, fortaleciendo su fe en él, hasta que, como Enoc, el hermano de Jared, y Moisés, obtengan una manifestación de Dios para sí mismos (Lectura 2:55).

147. ¿Es el conocimiento de la existencia de Dios una cuestión de mera tradición, fundada únicamente en el testimonio humano, hasta que las personas reciban una manifestación de Dios para sí mismas?

Está.

148. ¿Cómo lo pruebas?

Del conjunto de la primera lectura de la segunda sección Lectura 2:1-56a

Biblioteca de las Escrituras:

Sugerencia de búsqueda

Escriba una sola palabra o use comillas para buscar una frase completa (por ejemplo, "porque de tal manera amó Dios al mundo").

scripture

Para obtener recursos adicionales, visite nuestro Recursos para miembros página.